Moscú presentó a EE.UU. grabaciones de radares que descartan que el misil lanzado por Pionyang fuera continental.

“Corea del Norte nunca ha lanzado un misil intercontinental”, ha asegurado el ministro de Asuntos Exteriores d Rusia, Serguéi Lavrov, en una entrevista concedida al canal NBC.

“Aquel mismo día que nuestros presidentes [el ruso, Vladímir Putin, y el estadounidense, Donald Trump] se reunieron en Hamburgo, nuestros militares entregaron al Pentágono los datos de nuestros radares ubicados junto a la frontera con Corea del Norte”, ha explicado el canciller. “Conforme a esos datos, no se trató de un misil intercontinental”, ha confirmado.

Lavrov ha relatado que posteriormente los estadounidenses admitieron que se trató de “cálculos incorrectos”.

Corea del Norte lanzó su último misil balístico, un Hwasong-14, el pasado 4 de julio. Según datos disponibles, era de alcance medio y no intercontinental, como afirman desde EE.UU.

Un radar desplegado en Siberia estaba monitoreando el lanzamiento, informó una carta enviada días después a la ONU. El proyectil recorrió una distancia de 510 kilómetros en 14 minutos, alcanzando una altitud de 535 kilómetros antes de caer al mar de Japón. La carta también contuvo una imagen que mostró la trayectoria del misil y el territorio que cubría durante el vuelo.

Esta fue la undécima prueba de misiles realizada por Pionyang en lo que va de año. Tras ese ensayo, Corea del Norte anunció que “pondrá fin a la amenaza de una guerra nuclear y al chantaje de Estados Unidos”.  Su líder, Kim Jong-un, anunció que “no discutirá” sobre su programa armamentista “ni renunciará al fortalecimiento de sus fuerzas nucleares” hasta que EE.UU. no ponga fin a su política hostil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here