La cumbre de los líderes mundiales se celebra en la ciudad alemana los días 7 y 8 de julio. Uno de los eventos más esperados es la inminente reunión entre los presidentes de Rusia y Estados Unidos.