El Kremlin prevé la expulsión de 30 diplomáticos y la confiscación de propiedades rusas en las afueras de Moscú, en caso de que Estados Unidos no le devuelva dos mansiones incautadas en diciembre pasado por la Casa Blanca tras destaparse la crisis del ‘Rusiagate’.

Trump y Putin
Reuters

Moscú anunció este martes que estudia represalias contra Washington en respuesta a las medidas tomadas por el gobierno de Barack Obama tras la crisis desatada por la supuesta intervención del Kremlin en las elecciones de 2016, que incluyeron la confiscación de dos mansiones de diplomáticos rusos.

Durante una conferencia en Austria, el canciller ruso, Sergei Lavrov, consideró que el hecho de que Estados Unidos no haya devuelto aún las propiedades le resulta “escandaloso” y aseguró que su país valora “medidas específicas” como respuesta, aunque no especificó cuáles.

“Ahora estamos pensando qué pasos particulares tomaremos (…) Esta situación es escandalosa. Creo que es una vergüenza para un país tan grande como Estados Unidos, el defensor del derecho internacional, dejar esta situación en un limbo”, dijo.

RELACIONADO
Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Estados Unidos, Barack Obama...

Según el diario ruso Izvestia, el tema de las propiedades incautadas fue abordado la semana pasada durante el encuentro del presidente ruso Vladimir Putin con Donald Donald Trump en Hamburgo, aunque no se llegó a un acuerdo.

Causas

En diciembre pasado, el gobierno de Barack Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos y decomisó dos propiedades diplomáticas donde se encontraron dispositivos de inteligencia.

Las medidas de presión de la Casa Blanca tuvieron lugar luego de que fuentes de inteligencia estadounidenses acusaran a agentes rusos de hackear computadoras del Partido Demócrata para influir en la campaña presidencial de Hillary Clinton.

Las propiedades incautadas son una mansión de Nueva York de 49 habitaciones y otra en la costa este de Maryland, que era utilizada para juegos de tenis y natación.

Posibles represalias

Fuentes rusas declararon a la Radio Nacional Pública de Estados Unidos que, entre las medidas de represalia, Rusia valora la expulsión de 30 diplomáticos estadounidenses que trabajan en Moscú.

Por su parte, Izvestia informó que el Kremlin podría incautar propiedades diplomáticas estadounidenses en el territorio de Serebryany Bor, en el noroeste de Moscú, así como un almacén en la misma zona.

El diario ruso indicó que las medidas entrarían en vigor a finales de este mes, si no se llega a un acuerdo entre las partes en una reunión que sostendrán en San Petersburgo el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, y el subsecretario de Estado, Thomas Shannon.

“Honrados” y “encantados” el uno con el otro, Trump y Putin tienen su primera reunión oficial (FOTOS)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here