El Ejército de Siria entra en la ciudad de Deir ez Zor, dejando al Estado Islámico sin su último bastión en el país, informa la agencia SANA.

El Ejército sirio ha liberado, con asistencia de la aviación rusa, la ciudad de Deir ez Zor, la ciudad más grande en la parte oriental del país, que permanecía ocupada por el Estado Islámico desde 2014. Pese al asedio de la ciudad y de su aeródromo, una guarnición del Ejército sirio logró permanecer dentro, aprovisionada por aire.

En las últimas semanas Deir ez Zor ha sido escenario de fuertes combates entre las fuerzas leales al Gobierno, que pudieron emprender su ofensiva principal hacia el Este tras liberación de Palmira, y los terroristas, que congregaron allí sus fuerzas que combatieron en Raqa, así como en Mosul, la que fue su ‘capital’ iraquí.

La aviación rusa ha destruido en numerosas ocasiones los equipos militares que Estado Islámico enviaba a Deir ez Zor.

Durante el foro internacional ‘Ejército-2017’, el jefe del principal mando operativo del Estado mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Serguéi Rudskói, estimó el pasado mes de agosto que el Estado Islámico contaba con 9.000 efectivos, concentrados en el centro de Siria y en zonas fronterizas con Irak. Según opinó entonces, la caída de Deir ez Zor supondría la derrota de esta organización terrorista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here