Manuel Zelaya encabezó nuevamente este jueves las protestas de la Alianza Opositora contra el resultado de las elecciones generales en Honduras y volvió a arremeter contra Estados Unidos, en tanto Salvador Nasralla, quien llegó un poco después, buscó congraciarse con la potencia del norte.

Aunque Manuel Zelaya y Nasralla no han revelado desencuentros, el choque de sus mensajes y el antagonismo de sus planteamientos, ocurre con frecuencia.

En la protesta frente a la Embajada de Estados Unidos, Zelaya fustigó al gobierno de Donald Trump y lo calificó de “asesino”.

Luego volvió a acentuar que el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, es una especie de mandadero de los Estados Unidos.

“Señores norteamericano, señor (Donald) Trump, usted no puede engañarnos a nosotros, eso que mandó el señor Almagro, imagínense lo que dice la OEA, anulen el triunfo de Salvador Nasralla, que no me venga con cuentos la OEA, acá se ganaron las elecciones”, reafirmó Zelaya.

Este mensaje de Zelaya, choca frontalmente con la opinión del candidato Nasralla que tanto en Washington como en Tegucigalpa ha pedido reiteradamente que los comicios

se repitan.

Más adelante, Zelaya siguió acusando de asesinos al gobierno estadounidense y dijo que buscan comprar a funcionarios con limosnas. En ese sentido recordó la Carta Rolston y a medias remembró la máxima que en Honduras una mula vale más que un diputado.

Igualmente, dijo en retazos medio hilvanados frases antimperialistas de Froylán Turcios, a quien atribuyó ser un estrecho colaborador de Augusto César Sandino.

En partes de su intervención, Zelaya se apartaba del discurso para corear consignas y trozos de canciones en contra de Juan Orlando Hernández y otras incitando a la gente a mantenerse en las calles. Luego volvió a decir que el Departamento de Estado de Estados Unidos está haciendo un juego perverso, solo que a su juicio es país no puede engañar a nadie en Honduras.

En un franco menosprecio a los policías lideró la entonación de un eslogan que fue repetido por los manifestantes: “estudiar, aprender para ‘chepo’ nunca ser”, pese a que en la manifestación lo acompañaban varios policías depurados.

En tanto, Salvador Nasralla, destacó las conversaciones que ha sostenido en Washington con funcionarios del Departamento de Estado y llamó a sus seguidores a estar pendientes de las “buenas noticias” que según dijo recibirán mañana viernes, o entre martes y miércoles de la semana entrante.

“El Congreso de los Estados Unidos está con nosotros, quieren que se respete la voluntad popular, esto no está perdido gracias a ustedes, o nos nombran presidente o se repitan las elecciones”, dijo reiterando el desencuentro de criterios con su coordinador general.

“Solo quiero que sepan que hay un trabajo de 24 horas al día para que prevalezca la justicia… hemos hecho gestiones diplomáticas y creo que habrá buenas noticias”, reiteró.

Mientras Nasralla hablaba, Manuel Zelaya se preparaba con su guitarra para seguir cantando junto a otros activistas en medio de la efervescencia de sus seguidores.

Al instalar este jueves la segunda jornada del prediálogo nacional en Casa de Gobierno, el presidente Juan Orlando Hernández manifestó que dentro del proceso de conversaciones entre todos los sectores del país y los políticos debe discutirse y analizarse la posibilidad de construir un nuevo proceso electoral.

El mandatario electo, que en esta segunda jornada se reunió con representantes de la academia (universidades públicas y privadas), del sector trasporte, de las Organizaciones No Gubernamentales y la Conferencia Episcopal de Honduras, reconoció que es imperativo analizar y conversar en base a una serie de mesas de trabajo a nivel de la capital y varias regiones del país.

“El país merece darse un respiro después de estos días tumultuosos”, dijo Hernández para luego afirmar que “es necesario encontrar ese factor común que permita avanzar pacíficamente, pero con el ímpetu que hemos evidenciado en el crecimiento del país en los último años”.

El gobernante dijo que el diálogo que se realizará con todos los sectores del país “no puede ser sustitutivo del actual sistema electoral y sí se debe analizar otro nuevo

Mel y sus polémicas declaraciones

(Frente al Estado Mayor de las Fuerzas Armadas el 20-12-17)

“El que tiene miedo, el que tenga miedo de morir, el que tenga miedo de sacrificarse por el pueblo no es cristiano, ni puede estar luchando por los derechos del pueblo, el que tenga miedo a la tortura, el que tenga miedo a la cárcel, el que tenga miedo a la represión, regrésese a su casa a cuidar a sus chigüines, regrésese a su casa a chinear a su mujercita,– ¿Qué están haciendo aquí?-, los que estamos aquí somos hombres completos, mujeres completas.

“Miren como son de débiles los militares, óigame coronel ¿y ustedes donde estudiaron?, en los estados unidos, los voy a mandar a estudiar a Olancho. Imagínese que les he dicho que voy a pasar por ahí y en vez de abrir para que nos unamos con los compañeros, mandan a poner más resguardo y escudos, ¿usted cree que le tenemos miedo nosotros?, hálele a esas pistolas, cobardes, cobardes”.

“Yo no estoy pidiendo nuevas elecciones, si estas ya las ganamos… estas son trampas de la OEA, eso no es lo que pide el pueblo hondureño, el pueblo pide que se le respete el voto popular porque eligió a salvador Nasralla. Esas marrullerías y trampas que está promoviendo Washington son dilatorias para que el dictador se quede en la silla presidencial. Nosotros tampoco aceptamos un dialogo que legitima al dictador, jamás.

CORTESÍA/ http://proceso.hn/portadas/10-portada/mientras-mel-arremete-contra-eeuu-y-oea-nasralla-espera-buenas-noticias-de-washington.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here