La hora esperada llegó y la capital retumbó de los cohetes y fuegos artificiales en señal de la celebración de la Navidad.

Como es tradición en las principales ciudades del país la explosión de cohetes se dio este 25 de diciembre, pero se puede decir que fue más de lo normal en Tegucigalpa porque se pudo observar mucha venta de pólvora en las principales calles de la ciudad.

Los ciudadanos salieron de sus casas para saludar a los vecinos y compartir con los familiares mientras tiraban los cohetes a las calles.

Entre los cohetes que se escucharon, se pudo también apreciar de los fuegos artificiales que dieron belleza a la ciudad.

En Tegucigalpa se disfrutó de la Nochebuena, la Navidad hizo olvidar a las personas la crisis política que ha afectado el país las últimas semanas.

Los hondureños se volvieron a unir, se abrazaron y se olvidaron de la crisis. La unión volvió a las familias hondureñas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here