Desde hace unos días se han registrado largas colas de vehículos en las gasolineras del país ante el desabastecimiento de combustible.

El Gobierno venezolano ha limitado a 35 litros de gasolina por automóvil y 5 litros por motocicleta la cantidad de abastecimiento en las estaciones de servicio de cinco estados del oeste del país, según una circular del Ministerio de Petróleo difundida hoy por medios locales.

De acuerdo con la nota, la medida, que afecta a los estados de Barinas, Portuguesa, Apure, Lara y Cojedes, trata de evitar la “reventa” de gasolina por parte de conductores que se “abastecen en varias oportunidades”, ante “la situación de contingencia presentada en materia de combustibles en los estados precitados”. Los transportistas de alimentos, productos perecederos, prensa y medicinas están excluidos de esta limitación.

Desde hace unos días en estos y otros estados del oeste del país se han registrado largas colas de vehículos en las gasolineras ante el desabastecimiento de combustible, una situación que la petrolera estatal PDVSA ha atribuido a las sanciones financieras de Estados Unidos.

Pese a ser el país con mayores reservas de crudo del mundo, Venezuela sufre crisis periódicas de escasez de combustible que el Gobierno atribuía hasta ahora al contrabando de gasolina a la vecina Colombia, donde es mucho más cara, al no estar fuertemente subsidiada, como ocurre en la nación petrolera.

PDVSA atraviesa dificultades económicas y ha sido declarada en default (impago) por varios agentes financieros internacionales, tras abonar con retrasos los vencimientos de algunos de sus bonos de deuda externa.

Conforme a cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la producción de la compañía estatal, que genera a Venezuela más del 90 % de las divisas que ingresa, bajó en octubre por primera vez en veintiocho años de los 2 millones de barriles diarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here