El ciclón bomba que pasa por Estados unidos alcanzó su pico máximo y ha dejado grandes estragos: 17 muertos y más de 3.000 vuelos cancelados es el balance que se registra hasta el momento.

La costa Este sufre los embates de fuertes nevadas y vientos, a lo largo de un frente que abarca desde el norteño estado de Maine hasta Carolina del Norte, provocando cortes de electricidad, helando la superficie de las carreteras y obligando al cierre de cientos de colegios.

Todo fue generad por el descenso intempestivo de presión barométrica, conocida como ciclón extratropical o ciclo génesis explosiva. En el estado de Nueva York ya ha sido declarado el Estado de Emergencia, por la difícil situación climática en la zona.

“No es una tormenta de nieve normal, es una tormenta de nieve más vientos de gran velocidad, que crean una situación grave”, afirmó el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, hace apenas instantes. Ya el servicio meteorológico ha dicho que se esperan fuertes nevadas y heladas sobre la costa, desde Delaware hasta Massachusetts, y que “las tormentas continuarán desplazándose hacia el norte durante el día”.

Manhattan amaneció bajo la nieve, literalmente, y lo mismo sucedió con la zona costera de Long Island y de Nueva Jersey. Se esperan temperaturas por debajo de los -20 grados centígrados en la zona, lo que ha hecho que el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, haya cerrado de manera indefinida.

Las autoridades pidieron a la población de la costa este “no salir de sus casas ni conducir”. Hay lagos congelados, y se espera que la nevada más intensa en la zona se extienda hasta las 5 pm (hora local).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here