Un fuerte terremoto de magnitud 7,6 ha sacudido este martes Honduras y el Caribe, según ha informado el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, en sus siglas en inglés). Por el momento no hay informes sobre víctimas ni daños materiales como consecuencia del seísmo, que se ha sentido con distinta intensidad en ocho países. El temblor, que se inició en el mar a 44 kilómetros de la isla hondureña de Gran Cisne y a 10 kilómetros de profundidad, hizo que el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico lanzase el aviso por riesgo de maremoto en la región, que desactivó dos horas después.

El seísmo, que ha afectado principalmente a los países de Centroamérica, especialmente Honduras, se ha registrado sobre las 20.50 (hora local, 3.50 en la España peninsular). El presidente electo de Honduras, Juan Orlando Hernández, informó que se ha activado el sistema de emergencias en todo el país y llamó a mantener la calma.

El temblor se produjo en el mar, entre la isla de Cuba y las costas de Honduras y Belice, según muestran los mapas del Servicio Geológico de Estados Unidos. Según detalló el centro, el epicentro se situó a 201,9 kilómetros de la localidad hondureña de Barra Patuca, de 2.758 habitantes, y a 245,2 kilómetros del municipio de Puerto Lempira (Honduras), que reúne a 4.856 personas, así como a 303,1 kilómetros de George Town, en las islas Caimán.

Aparentemente el epicentro del terremoto está alejado de centros urbanos. Hasta el momento, las autoridades del país no han dado detalles de los daños causados por el terremoto, que también se ha sentido en México, en el Estado de Quintana Roo; Costa Rica, Guatemala, Panamá, Belice, Cuba y El Salvador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here