Lai Chi-wai era uno de los mejores escaladores de Asia cuando un accidente de motocicleta paralizó sus piernas. Era 2011 y acumulaba cuatro premios en los campeonatos asiáticos de escalada además de ser el primer atleta chino en ganar un títulos en los juegos de deporte extremo X-Games. Al verse en una silla de ruedas, probó con algunos deportes adaptados como boxeo, esgrima o tenis de mesa. Pero ninguno lograba matar el gusanillo que sentía por la escalada, un deporte al que seguía vinculado como entrenador del equipo de Hong Kong (China). Pese a obtener cierto reconocimiento como técnico, Lai no se resignaba a quedarse abajo mientras otros trepaban paredes y por eso en 2014 hizo un anuncio sorprendente: estaba dispuesto a escalar con su silla de ruedas la Roca del León, una montaña de 495 metros en la región administrativa especial de China. El sueño se cumplió dos años después, el 9 de diciembre de 2016, coincidiendo con el quinto aniversario del accidente que tanto había cambiado su vida. Ese día Lai se convirtió en el primer atleta parapléjico en escalar la roca de granito que para los hongkoneses es sinónimo de unidad y resiliencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here