Parece increíble que tengamos que seguir hablando de este tipo de historias después de todo lo que ha pasado, pero lo hacemos porque queremos denunciar los comentarios que ha tenido que soportar Selena Gomez en los últimos días y la injusticia que es que los artistas se vean sometidos a situaciones tan desagradables como la siguiente.

Selena Gomez se encuentra en Australia, de vacaciones con unos amigos. Y qué bonito está siendo verla tan feliz, tan natural, tan sonriente. Hacía mucho tiempo que esperábamos que Selena Gomez pudiera volver a ser ella misma y pudiera estar tan contenta como la estamos viendo en las últimas semanas. Se lo merece. Y se merece desconectar, por lo que es injusto que no pueda estar haciéndolo.

Como Selena se encuentra de vacaciones, son varias las fotografías que se han publicado de ella en la playa, en bikini, disfrutando del buen tiempo y divirtiéndose. Parece que nunca podremos librarnos de los comentarios en torno al físico de las personalidades famosas (sobre todo, con respecto a las mujeres), pero Selena Gomez tiene un mensaje para todos aquellos que siguen molestándose en enviar odio y comentarios desagradables en este sentido.

Esta fue la publicación que compartió en Instagram tras la “polémica”:

“El mito de la belleza: una obsesión por la perfección física que atrapa a la mujer moderna en un ciclo interminable de desesperanza, autoconciencia y odio hacia sí misma mientras trata de cumplir con la imposible definición de belleza impecable de la sociedad. Elegí cuidarme porque quiero, no para demostrar nada a nadie”, eran las palabras que acompañaban al vídeo que publicaba siendo feliz rodeada de amigos.

Anuncios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here